LA TRISTE Y LAMENTABLE VIDA DEL 95% DE LOS CUBANOS

LA TRISTE Y LAMENTABLE VIDA DEL 95% DEL CUBANO 2011 Esa cruel y desgarradora dictadura de más de 53 años hace que el cubano de a pie, viva desde que se levanta hasta que se acuesta en la Miseria. Apenas tienen que comer, no pueden tener un vehículo, no pueden tener una lavadora moderna, no pueden tener una televisión como Dios manda, no pueden tener una moto, no pueden tener una bicicleta,no pueden tener un buen par de zapatos, no pueden ser libre ni un minuto del dia. Es hoy Cuba la mayor prisión del mundo, y eso lo sabe la comunidad internacional.

miércoles, 2 de enero de 2013

Carta enviada al Sr. Rajoy sobre la falta de libertad de nuestra querida tierra cubana.


Señor Presidente de Gobierno de España:

Me pongo en contacto con usted para darle a conocer mi malestar por el tema del Señor Carromero, que hoy llega a España.

Usted como yo, sabe que la muerte de los dos disidentes en los cuales iban en el vehículo que conducía Carromero,  no  están en el otro mundo de muerte natural, sino porque un gobierno, en este caso en el de los hermanos Castro, han preparado minuciosamente la muerte de éstas dos personas que luchaban por la libertad en Cuba, como lo han hecho con otros  disidentes como Orlando Zapata, Laura Pollán, ectc,…………..

Usted sabe mejor que yo, el tipo de calaña que son  los hermanos Castro, que asesinan a cualquier persona que les estorbe lo más mínimo, y que ponen todos los medios del estado para lograr su objetivo.

Todo el mundo sabe que esos dos disidentes los han asesinado de forma impune, y todo el mundo sabe que al Sr. Carromero le han hecho un lavado de cerebro en Villa Marista, donde se tortura y se humilla como en la época nazi a la persona que caiga en sus garras, entre ellas el Sr. Carromero, que si ustedes quisieran podía decir la verdad a su llegada a España.

Es intolerable que en el siglo XXI todavía estén vivos y con fuerza regímenes totalitarios con el que hoy persiste en Cuba, y que estén liderados por canallas como los hermanos  Castro que su progenitor era de sangre española.

No sé qué va a pasar con la posición común, no sé si todo es un cuento, pero no se puede estar jugando tantos años con la libertad de un pueblo, que en su gran mayoría es de  origen español, y dejando que ese régimen macabro, asesino y siniestro,  se salga siempre con la suya, siempre han hecho lo que les dio la gana, y lo seguirán haciendo mientras se lo toleren.

Que tiene Cuba, para que ustedes sigan queriendo ser amigos de los hermanos Castro, cuando deben cientos de millones a las empresas españolas, que jamás van a pagar.

Que tiene Cuba, que durante estos últimos 54 años, los hermanos Castro, han hecho desaparecer y han asesinado e ocasionado muerte a personas con un total de más de 500.000 personas, que más pruebas hay que presentar a la comunidad internacional.

El tratado de París, mediante dicho tratado España abandonó sus demandas sobre Cuba y declaró su independencia a Filipinas, Guam y Puerto Rico fueron oficialmente cedidas a los Estados Unidos por 20 millones de dólares, esto además de bochornoso en nuestras relaciones internacionales, es también escandaloso el no haber sabido defender lo nuestro, hace que hoy nos avergoncemos mas que nunca, porque no sabemos defender los intereses de los ciudadanos de origen español, que viven en esa gran cárcel que es Cuba, sin que ningún gobierno español, desde la entrada de la democracia, haya  hecho nada por ellos.

Usted siempre, cara a la audiencia siempre ha defendido el regreso de la democracia a Cuba, pero hasta la fecha de hoy, en un año que lleva como Presidente de Gobierno en España, no ha realizado ninguna gestión oportuna para reclamar y denunciar en los foros internacionales la dictadura en Cuba, y la violación sistemática de todos los derechos civiles de los cubanos.

Para los países occidentales que compartimos las mismas raíces culturales, la existencia de una dictadura como la cubana es motivo de vergüenza  y que lastra la esencia de la democracia que es el pilar que sostiene nuestro estado de derecho.

No se puede seguir tolerando ese régimen  macabro, como decía Rafael Díaz Balart  al referirse a su cuñado  Fidel Castro:

Fidel Castro y su grupo han declarado reiterada y airadamente, desde la cómoda cárcel en que se encuentran, que solamente saldrán de esa cárcel para continuar preparando nuevos hechos violentos, para continuar utilizando todos los medios en la búsqueda del poder total a que aspiran.

Se han negado a participar en todo proceso de pacificación y amenazan por igual a los miembros del gobierno que a los de oposición que deseen caminos de paz, que trabajen a favor de soluciones electorales y democráticas, que pongan en manos del pueblo cubano la solución del actual drama que vive nuestra patria.

 

Ellos no quieren paz. No quieren solución nacional de tipo alguno, no quieren democracia ni elecciones ni confraternidad.

Fidel Castro y su grupo solamente quieren una cosa: el poder, pero el poder total, que les permita destruir definitivamente todo vestigio de Constitución y de ley en Cuba, para instaurar la más cruel, la más bárbara tiranía, una tiranía que enseñaría al pueblo el verdadero significado  de lo que es la tiranía, un régimen totalitario, inescrupuloso, ladrón y asesino, que sería muy difícil de derrocar por lo menos en veinte años.

 

                Porque Fidel Castro no es más que un psicópata fascista que solamente podría pactar desde el poder con las fuerzas del Comunismo Internacional, porque ya el fascismo fue derrotado en la Segunda Guerra Mundial, y solamente el comunismo le daría a Fidel el ropaje pseudoideológico para asesinar, robar, violar impunemente todos los derechos y para destruir en forma definitiva todo el acervo espiritual, histórico, moral y jurídico de nuestra República.

Esto seguramente lo sabrá usted, como sabrá usted que Fidel Castro y su grupo guerrillero, han robado y expropiado a miles de españoles que tenían su pequeño negocio en cualquier rincón de Cuba, sin ningún tipo de indemnización, y hoy viven la gran mayoría en la miseria.

Este tipo de robo en un gran porcentaje fue a gente de origen gallego, que tuvo que emigrar a nuevas tierras para llevar a su casa natal de  Galicia algo de dinero para paliar la miseria y pobreza que en esos momentos vivía Galicia, y en homenaje a esos señores había que  ayudar al pueblo cubano a recuperar su  libertad y dignidad humana.

Con este discurso que dio ante la cámara legislativa en Cuba en su día, da a conocer la verdadera naturaleza de Fidel Castro y su grupo de amigos, que todos tienen en su gen la maldad, el rencor y el ser asesinos sin más.

Usted dirá que me importa a mi todo esto, pues a mí me importa la historia, y Cuba es parte de nuestra historia que no debemos de olvidar, y España es importante hoy en día, gracias a todo el oro, plata y demás objetos que se han traído de las Américas, y porque la gran mayoría del cubano se siente español, y porque nosotros no debemos de olvidar ni dejar a un lado a esas personas que sufren todos los días esa dictadura dantesca.

A mí me importa la situación hoy en día de España, pero también me interesa mucho lo poco que ustedes hacen por ayudar al prójimo, y nuestro futuro el de España, estará ligado con el de Cuba, si colaboramos todos en hacer hasta lo imposible porque ese país hermano encuentre la senda de la democracia y la libertad que junto con la defensa de los derechos humanos será el resultado de la nueva Cuba de todos los cubanos y de gran parte de los españoles.

 

Señor Presidente de España, en sus manos está el futuro de Cuba, no solo en torno a la posición común, sino en la defensa a ultranza en foros internacionales con sus homólogos, de que el futuro inmediato en Cuba, es el fin de la dictadura castrista, y realizar una transición a la democracia similar a la española.

 

Gracias Señor Presidente por dedicar unos minutos de su preciado tiempo a leer mi humilde y sincera carta.

 

Que Dios le Bendiga.
 





 
 
Ayude al pueblo cubano, y ayuda a millones de españoles.
 
 
Fran País.
 
 

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada